jump to navigation

Si ya se terminó la relación, no dejes que otras cosas te sigan atando a él febrero 21, 2010

Posted by Malena Ferrini in Asuntos de pareja, Autoayuda.
Tags:
trackback

Tu nombre entre mis contactos. Un vocativo fantasma. Un apelativo cruel tironeándome desde el pasado. Tantas llamadas en la mitad de la noche. El teléfono salado y húmedo de llanto. Un hilo invisible, inexistente que nos hacía converger de a ratos aunque viviéramos en realidades tan distantes y distintas. Un recuerdo ácido y fuerte de la época gris en que vivías entre mis brazos vacíos. Esos días en que nos extrañábamos tanto, que nos dolían los calendarios y todos los manjares eran amargos.

Una apuesta tan alta, y no quiero perderla. Todas las fichas en la mesa y el croupier arrasando con ellas. Una metáfora que todavía me gusta usar para pensar que terminar así de despojada es obra del azar, simplemente una broma macabra del destino, que decidió después de tantos años que vos no eras para mí o yo no era para vos. Todo lo aposté y vos no llegabas, entonces se acabaron los llamados y la promesa de volver y no dejarme nunca.

De todos los kilómetros que atravesé tantas veces para verte, no me arrepiento de ninguno. De todas las tarjetas telefónicas, las cartas, las postales, los suspiros que nos sostuvieron juntos mientras yo estuve acá y vos viviste allá. De todo eso que compartimos nos quedó la posibilidad de llamarnos sin límites y unos planes que empiezan a acumular telarañas.

Llegamos al futuro y ya no estás. Compartir la línea y pagarte las boletas era parte de los planes. Parte del futuro hipotético que perdemos para siempre cada vez que intentamos otra vez y terminamos a los gritos.

Lo último que me ata a vos es mi línea telefónica. Con la cara llena de llanto te escribo el último mensaje:

Por favor da de baja mi línea y mandame un mail con el importe de la boleta así te hago una transferencia bancaria por lo que te debo.

Me lo dijo Gaby.

Anuncios

Comentarios»

1. Romina - febrero 21, 2010

Vos tenés telepatía?

Ayer mi ex, en un cumpleaños de una amiga mutua y en estado de ligera alcoholización, me tiró los galgos.

Está todo dicho.

Que te sea leve, a mí parace que no me va a ir tan bien. Un besote.

M. - febrero 21, 2010

Ja! a no sucumbir, amiga!!

2. Mariela - febrero 23, 2010

Si fuera tan facil dar de baja el corazón y evitar la horda de recuerdos que atacan y me hacen sucumbir… Como se hace… Imposible.

M. - febrero 23, 2010

Hola Mariela, es un proceso largo y difícil… la verdad no se muy bien que contestarte, pero deshacerte de las cosas que te atan a él es un muy buen primer paso. beso.

3. JOSEFINA - marzo 1, 2010

ES MARAVILLOSO IR MIRANDO HACIA ATRAS Y VER COMO A MEDIDA QUE AVANZAS…LO QUE TE UNIA SE VA DISIPANDO Y CADA VEZ ES MAS CHIQUITITO….LO IMPORTANTE ES SABER QUE ALEJARTE DE EL TE ACERCA MAS A TU FELICIDAD VERDADERA!

M. - marzo 1, 2010

Jose:
Es verdad. Es un proceso que hay que hacer de un dia por vez. No creo que todo se corte en el corte, como tampoco creo factible que una nunca pueda terminar de elaborarlo.

beso


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: