jump to navigation

Dame una razón pero no me des una opción, porque voy a cometer otra vez el mismo error marzo 18, 2010

Posted by Malena Ferrini in Asuntos de pareja.
Tags:
trackback

Aquí me ves con tus ojos cerrados mientras el insomnio te carcome en las noches y tu apetito te abandona.

Estarás en tu cama bajo las estrellas soñándome como cuando nos amábamos desde lejos. Despertarás mirando la oscuridad con un brazo abajo de la cabeza y una mano rascándote la panza ausente y fibrosa.

Tanto cansancio, y el riesgo. Las montañas enormes desafiándote, la bicicleta rodando incansable en las mañanas, los ojos tristes proyectando volúmenes y asimetrías. El lento devenir de los días impregnados de alguna amargura o enojo o mil pensamientos revocando los miedos que te atormentaron cuando nos teníamos. Intentando entender qué fue lo que nos venció. Tratando de arreglar con hipótesis improbables todo esto tan roto. Aprendiendo a no quererme de a poco. Agarrando el teléfono azul que aún no se entera, eligiendo el contacto mi amorcito, oyendo mi voz atragantada de llanto gritar tanta furia, gritar que no sé perdonarte.  Y sentir de pronto un vacío helado que recorta los suspiros, las broncas y el daño que nos hacemos y nos hicimos.

Tantas promesas rotas. Y las lágrimas que no paran. Me mojan el pelo, la almohada, las manos. Rueda el rollo de papel tissue y adelgaza y se acaba. Hay goterones negros en el teclado porque te quiero pero no podemos.

Porque siempre termino diciendo que estás equivocado, pero no. Yo estoy equivocada. Vos sos vos y todos los errores que tanto te remarco son vos.

Quizás sean aciertos en los brazos de otra mujer.

Lo escuché en esta canción.

Anuncios

Comentarios»

1. c* - marzo 18, 2010

Me encantó.

M. - marzo 18, 2010

Gracias 😛

2. Elias - marzo 19, 2010

lamentablemente uno es uno y todos sus errores, mal que nos pese. Claro que a veces remamos intentos de paliarlos y muchas veces no lo logramos, sin embargo quizas sea cierto que quizas no para todos sean errores.
Y aunque cuesta entenderlo hay cosas que tienen un principio y un fin, para luego solo convertirse en recuerdos.

M. - marzo 19, 2010

Hola Elias, ese es el eje del post, los errores del otro que en realidad son su idiosincrasia, y el fin de las relaciones y lo dificil que puede ser superarlas. Es triste pero hay que aprender a aceptarlo.

3. Elias - marzo 20, 2010

Si, el primer paso es la aceptacion, despues viene el aprender a vivir con el dolor, adaptarse a la ausencia, seguir hacia adelante sin mirar demasiado hacia atras.
Pero lo peor es que hay momentos en todo ese tramo que uno se pregunta se realmente esos errores no podrian ser olvidados solo por un rato, si quizas en un futuro dejaran de estar o si uno podria tomarlos como aciertos.
Lamentablemente no es mas que un autoengaño fruto del dolor, y por suerte, ya no me sale tan bien autoengañarme.

M. - marzo 20, 2010

Sí Elías, se alivia cuando ya no te lo crees, y se acaba cuando ya no te engañas. Beso.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: