jump to navigation

El algoritmo de la felicidad abril 18, 2010

Posted by Malena Ferrini in Autoayuda.
Tags:
trackback

Para Pepita.

Quién te va a decir que no. A cada una de nosotras, nuestros padres nos han taladrado la mente con algún tipo de receta de la felicidad. Qué le vas a hacer, quieren que seamos felices.

En mi caso, hubo un algoritmo planteado con sorprendente claridad más o menos desde la época en que me hice señorita. A saber:

  1. Terminás la secundaria
  2. Vas a la Universidad
  3. Trabajás de algo
  4. Te recibís
  5. Conseguís un trabajo estable
  6. Te casás
  7. Tenés un hijo (o varios)
  8. Te quedás con tu marido para toda la vida

Estos pasos plantean una estructura finita de posibilidades de llevar adelante los sueños de una (suponiendo que las aspiraciones fueran esas). La perfección de este algoritmo, reside en que al aplicarla a todos los integrantes de la familia, la estructura general del árbol genealógico toma una morfología fractal de gran belleza en su graficación.

El problema del esquema surge cuando la persona en cuestión varía el orden de los pasos (ya sea con o sin intención), saltea uno o más de ellos, o directamente decide que la nunca bien ponderada felicidad no responde a este paradigma.

Ahí te la debo.

O se arma un cataclismo familiar… o el modelo empieza a tambalear y flexibilizarse lentamente. Aunque nunca a tiempo para ahorrar el malestar de encontrarse un día poniendo la felicidad personal al servicio de la estructura en lugar de que sea al revés, como dice la idea del imaginario familiar.

El otro día tuve una reunión con los ex compañeros de la primaria. Había pasado 15 años sin ver a algunos de ellos y me encontré con tantas historias de vida tan ricas y llenas de giros que no pude evitar la reflexión. Cada uno ha seguido su propio camino, construyendo la vida día a día. Soportando los oportunos cachetazos o las inesperadas caricias del destino. Esas maneras distintas de concebir el camino de la vida, no son desprolijidades, son la vida misma que sigue su curso y no exime a nadie de las sorpresas (las gloriosas y las dolorosas).

Este modelo tan algorítmico que me planteaban mis padres ha funcionado para ellos, pero no tiene que ser el mío. Quizás puedo sonreír pensando que cuando tenía los años a los que mi mamá me tuvo, ella era toda una señora de su casa… y yo me iba un mes sola de mochilera a Europa. Sí. Eso, o lo otro.

Me lo aconsejó mi mamá.

Anuncios

Comentarios»

1. Cat - abril 18, 2010

Mi orden particular viene siendo:
1. Terminás la secundaria
2. Vas a la Universidad
7. Tenés un hijo
3. Trabajás de algo

Lo de recibirme, el casamiento y el marido para toda la vida te lo debo. ¿Qué es un trabajo estable?

La universidad la largué cuando nació el nene. Para mi mamá es una espina. Ella todavía sueña con que yo estudie y me reciba algún día…

Malena Ferrini - abril 18, 2010

Hola Cat, me revolviste todos los puntos!!!! igual creo que lo importante es vivir intensamente y aprender a aprovechar cada día y cada experiencia, aunque no sea lo que esperarían nuestros padres. Besos

2. c* - abril 18, 2010

Buenisimo post, que tema…
La cuestión para mi es el quiebre, el poder separar.
Encontrar ese punto borroso donde se confunden el “algoritmo” o “modelo” grabado a fuego en nuestro GPS vital y el deseo genuino de nuestro ser.

Y poder separ-me.
Y ser verdadera.

Malena Ferrini - abril 18, 2010

Hola C*, es verdad que está grabado a fuego… y qué difícil aprender a distinguir qué es lo uno y qué cosas responden a lo otro. A veces me sorprendo diciéndome cosas como a esta edad ya deberías… entoces freno en seco y me pregunto ¿A esta edad ya quisieras…? Besos

3. soyelpichon - abril 19, 2010

el plan a futuro es casi como predecir el clima, uno puede tener indicios de lo q podría pasar, pero luego depende totalmente de agentes ajenos a nuestro alcance.
el plan q quisiera mi vieja es
terminar la primaria (abanderado)
terminar la secundaria (abanderado)
terminar la carrera (ingeniería, medicina o leyes indistintamente)
comprar mi casa
lo demás es totalmente accesorio, y no es porque sea varón, simplemente porq ella misma vivió la vicisitudes de tener que apegarse al plan y no fue muy feliz q digamos, se nos plantea un plan porq creen que con eso seremos felices y no la culpo, celebro sus intentos de aconsejarme, o sus intentos por entender las cosas que uso cotidianamente como el “eimel”, el “inalambrico”, el “fazbuc” y por intentar aprenderse el nombre de mis amigos, solo para tener un tema de conversacion conmigo mientras tomamos mate a la tarde antes de irme a trabajar. Asique en horabuena, son bien recibidos sus intentos de guiarme hacia la felicidad, solo me demuestra cuanto se esfuerza por q yo sea feliz, aun a sabiendas que sus consejos serán tomados a la chacota, aun lo sigue intentando porq me quiere.
ah por si les interesaba, este era MI plan
* terminar la primaria (con novia)
* terminar la secundaria (con carnet y auto VOLADOR porque en el 2000 íbamos a tener autos voladores ¬¬,)
* trabajar en mi propia pyme
* ganar suficiente dinero para hacerla multinacional
* ponerme una mascara y salir a combatir el crimen
* ponerme sombrero de cuero y tener aventuras en Africa

Malena Ferrini - abril 19, 2010

Hola Pichon, que lindo lo que decís sobre los consejos de tu mamá. La verdad que no habria que olvidar eso, estaría bien reaccionar contra una estructura, pero eso no significa necesariamente hacerlo contra los padres… En cuanto a tu plan, tengo que confesar que me parece genial, y por momentos siento que lo estas realizando.
Un fuerte abrazo.

4. Verito - abril 19, 2010

El orden de los factores altera el producto: tus viejos lo saben, y por eso van al “orden” que creen que te van a generar menos dolores de cabeza: como bien decís, irte a Europa de mochilera después de tener los críos, es medio complicado de pensar. Es posible, pero jodido de hacer.

Ahora, más allá de que el esquema sea “exitoso”, es simple de pensar a priori, y eso es todo. Después está tu opción verdadera, la personal e intransferible, de desordenar el asunto o cambiar de juego y patear el tablero.

besos gigantes.

Malena Ferrini - abril 20, 2010

Hola Vero, bienvenida. La verdad es que yo me hago la renegada… pero he llegado hasta el punto 5 con bastante prolijidad. Justo ahora me estoy dedicando a viajar a mas no poder, a hacer un posgrado, a trabajar más de lo que puedo y salir más de lo que debo… intercalando… antes de que llegue el 6, si es que me toca!! besos

5. Elias - abril 19, 2010

Yo desde el vamos patie el tablero y no entendi nada de algoritmos. Desde chico senti que la vida iba a ser lo que yo quisiera que sea, el unico limite que mis viejos me pusieron era terminar la secundaria. El resto era terreno gris.
Claro que quizas no esperaban que en esa cosa de no ponerme la estructura yo les sorprendiera con un hijo no matrimonial, una segunda hija en la misma situacion y posteriormente la separacion de ese matrimonio nunca consumado. Y desde ahi contando.
Mi vida es como el mar abierto en un barco a vela, de vez en cuando se rema hacia un rumbo definido, pero mayormente despliego velas y dejo que los vientos me lleven hacia lo desconocido.

Malena Ferrini - abril 20, 2010

Hola Elías, ojalá los vientos te lleven a un sitio propicio. Besos

6. Caro - abril 21, 2010

Qué alegría saber que no soy la única que llegó a la conclusión que “Este modelo tan algorítmico que me planteaban mis padres ha funcionado para ellos, pero no tiene que ser el mío. Quizás puedo sonreír pensando que cuando tenía los años a los que mi mamá me tuvo, ella era toda una señora de su casa…” – como vos decís-..
Me costó varias carreras empezadas y trabajos renunciados para llegar a sentirme cómoda con este pensamiento…Porque aunque hacía mucho que rondaba por mi cabeza, necesité bastante tiempo para hacerlo parte de mi ser.. Afortunadamente los viajes (y las persona hermosas que conocí en los viajes) ayudaron a que mi cabeza terminara de hacer ‘click’.. Hoy soy una persona diferente, ya no invierto tiempo ni energías en resolver algoritmos ajenos, vivo el instante y planifico sólo lo necesario.. Y de estructuras, sólo conservo las que me sostienen.. Besos!! ;-D

Malena Ferrini - abril 21, 2010

Hola Caro! Bienvenida!! Yo creo que el algoritmo intenta ayudarnos a ser felices, los padres nos aman y quisieran que no cometamos errores de los que ellos ya aprendieron. El problema es que la única manera de aprender a vivir es viviendo. Hay que perderle el miedo a la vida. Como dice el slogan ese; NO TENGA MIEDO TENGA CUIDADO.
Me alegra que hayas encontrado una forma de vivir que concuerde con tus ideas y te haga feliz.
Te dejo muchos besos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: