jump to navigation

Mejor esperar el alta médica antes de abandonar el tratamiento mayo 18, 2010

Posted by Malena Ferrini in Oníricos, Salud y prevención, Sana y salva.
Tags:
trackback

Debería haber ido a la última consulta con el doctor A. pero no fui. Ahora que cambió el clima me duele otra vez y empiezo a pensar que tendría que haber sido un poco más responsable con mi salud.

E Dr. A. fue el traumatólogo que me atendió cuando me quebré. Un hombre encantador, fragante, amable y otra vez encantador. Ir a su consultorio era todo un evento en medio de aquellas tumultuosas vacaciones. La curvilínea secretaria con sus tacos aguja y su excelente cabellera negra me decía El doctor está operando. Yo esperaba paciente, al rato él sostenía mi codo con cuidado para no hacerme doler. Después miraba las radiografías con amor hipocrático.

Cuando terminé la fisioterapia, saqué la orden para ir a la última visita, pero nunca pedí el turno porque esa misma noche tuve un sueño terrible:

Iba a verlo. Como siempre estaba la secretaria con su pelo planchado. El doctor me decía gravemente que no estaba bien, que me tenían que operar. Entonces me daban una bata horrenda y me llevaban por los pasillos de la clínica en camilla hasta una sala de operaciones en la que me dormía mirándolo tan elegante con su barbijo y su sombrerito blanco.

Cuando me despertaba, me encontraba vendada como una momia. El doctor ya estaba de impoluto guardapolvo al lado mío y la desenrollaba con suavidad descubriendo mi piel, mirándome con ese interés que ponía siempre en las radiografías. Hasta que llegaba desenrollando a la altura de mi pecho y aparecían dos tetotas enormes bajo las gasas. Yo me las tocaba sin entender, escuchando el skweaky que hacen los globos cuando rozan unos contra otros. Entonces con los ojos inyectados de llanto le decía:

-¡¡Pero doctor, si yo estaba mal del codo!!

Y el doctor sonreía de costado contestando:

-Ahora ya estas perfecta… ya puedo invitarte a salir.

Anuncios

Comentarios»

1. Belzebu - mayo 18, 2010

Las batas de quirofano no estan buenas!!! Siempre te queda el traste al aire. Y los camilleros como son malos te hacen la recorrida a la clinica y vos con el ocote a la vista de todos.

Asi que el doctor la iba a degeneradito??

Beso.

X

Malena Ferrini - mayo 19, 2010

X. No creo, lo que creo es que la basura esta en mi cabeza. Pobre doctor es buenisimo… el mejor de la region.

2. Verito - mayo 19, 2010

Bueeeeno, no está tan mal el sueño, che! Te operó de las lolas sin que ni siquiera te dieras cuenta, ok. Pero lo que sí jode muchísimo es que parece que el codo te lo dejó igual: eso sí que es imperdonable! 😉

Malena Ferrini - mayo 19, 2010

Hola Verito: Me jode lo de las lolas… necesitar lolas mas grandes para que valga la pena invitarme a salir. Simplemente horrible. El codo bien, gracias.

3. Ideas para una cita poco convencional « Mi pluma y mis caderas - mayo 30, 2010

[…] el desayuno me desmayé dos veces y fui a parar a la guardia de nuevo. Ahí fue cuando doctor Encantador notó que estaba quebrada y me mandó a […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: