jump to navigation

La actividad física y sus objetivos agosto 15, 2010

Posted by Malena Ferrini in Autoayuda, Dietas y actividad física, Salud y prevención.
Tags: ,
trackback

La pucha que hace frío y yo yendo al gimnasio. Hay que tener ganas de pagar para ponerse a sudar un día como este.

-Hola, ¿Es tu primera clase?

-Sí.

-Bueno. Primero es fundamental llenar la planilla. Peso, altura, enfermedades preexistentes, medicación permanente, operaciones y objetivos.

-¿Objetivos?

-Sí, sería bueno que nos digas para qué venís al gimnasio.

Complicado… pensá fuerte Malena… Vengo porque me pongo triste y levantar estos fierros me saca la mala cara. Porque todo el día atrás del monitor me mata la espalda, me da tortícolis, ataque de ciática, síndrome del túnel carpiano, várices y celulitis. Porque mi trabajo es de cerebro, entonces un día es fácil olvidar que hay también hay un cuerpo que reclama su propia atención. Porque quiero las endorfinas, pero sin las complicaciones que traen las otra maneras de obtenerlas.

Mi madre me dijo hacé algo que te estás ensanchando. También me dijo medio en chiste que vaya al club de los médicos a ver si engancho uno, pero la verdad, no estoy con ganas de hacerme la femme fatal. A buscar tipos definitivamente no vengo. No estaría acá en un multiespacio de minas, ni me hubiera puesto esta joggineta desteñida. Nada más quiero correr en la cinta y no perder nunca más el micro. Quiero darle un sentido a tanta calza archivada en el placar. Quiero que me salte el corazón, y que para variar me chorree agua salada de otro lugar que no sean los ojos. Descargar toda la mala vibra acá mismo. Acá y ahora.

Además desde que me rompí patinando no hice más nada. Cero actividad física. Eso sin contar que camino como treinta cuadras al día y a veces hasta las corro, pero no viene al caso ahora. A ver si puedo copiar algo decente del folleto…

-¿Y esto? ¿Plataformas vibratorias?

-Es para que adelgaces y llegues espléndida al verano.

Pero si estoy fantástica. Y si adelgazo me quedo sin tetas, así que definitivamente NO.

-A adelgazar definitivamente no vengo.-Le dije muy seria.

Escribí en el formulario “Mejorar la postura” y le pedí que empecemos de una buena vez.

Ya tuve mi primera clase y salí simplemente extasiada. Ahora quiero más.

Anuncios

Comentarios»

1. Romina - agosto 16, 2010

A veces voy porque me lo dijo mi profe de canto, para mejorar la postura y la capacidad aeróbica.
A veces porque estoy descubriendo mi autodisciplina y parece que cuando se pone las pilas es peor que el señor Miyagi, si llego a faltar un día se pudre.
A veces porque no tengo nada, nada, NADA más que hacer.
A veces porque estoy tan furiosa que lo mejor que puedo hacer es darle a la bicicleta fija hasta que los pedales salgan volando.
A veces porque estoy tan triste que da lo mismo dónde esté.
A veces porque es una manera relativamente inofensiva de autoflagelarme.
A veces porque el día anterior me bajé un cuarto kilo de galletitas y, para qué negarlo, un poco de culpa me da (sí, ya sé, digo que no me importa mi peso, pero la verdad no me puedo comprar toda la ropa de vuelta).
A veces porque tengo ganas de llevarle un cd de rock nacional al profe, robarle una sonrisa y levantarme la autoestima.
A veces porque así un día voy a irme a algún lado a treparme a todo.
A veces porque tengo una ínfima esperanza de que la flagrante flaccidez se me pase.
A veces porque se me pegó de mi amor imposible.
A veces porque ya pagué el mes.
A veces porque aunque no tenga ganas por lo menos tendré 20 minutos para escribir algo para Malena Ferrini 🙂 .
A veces porque (oh, terrible cosa para admitir) disfruto de la autosuperación y me siento superhéroe haciendo cada vez más abdominales.

No creo que la planilla de tu gimnasio tenga suficiente espacio para que yo la complete. Pero tengo poca facilidad para adaptarme a las planillas.

P/D: ¿Viste? Hay miles de razones para ir 🙂

Malena Ferrini - agosto 16, 2010

Guau Romina!! cuantas buenas razones!! supongo que una planilla de morondanga no sirve para expresar tantas cosas. Es buena la de viajar y treparse!! con suerte este verano me ponga a prueba. Besos

2. Romina - agosto 16, 2010

Yo again.

Con respecto a las formas de generar endorfinas de la nota citada, sin lugar a dudas me quedo con el café. Es la única que en su persecusión nunca te decepciona.

P/D: Aguante Starbucks.

Malena Ferrini - agosto 16, 2010

Starbucks!! nada como un venti para ahogar las penas…. jaja.

3. Carolina - agosto 16, 2010

..Malena..Romina.. La risa a carcajada limpia y sonora TAMBIÉN genera endorfinas, oxigena, y nos hace mover varios músculos del torax y de la cara…. A reír!!

Besos!!

Malena Ferrini - agosto 16, 2010

Cierto Carola!! ahora más fuentes de endorfinas!!! genial, a reir sin parar!! saludos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: