jump to navigation

Cómo actuar cuando alguien invade su espacio personal agosto 19, 2010

Posted by Malena Ferrini in Ideas sexy para conocer hombres, Salud y prevención, Seguridad personal.
Tags:
trackback

Foto: Corbis

El otro día anduve de trámites, y durante una espera tediosa como la que toma cobrar un cheque de morondanga, un aterrador ser me atacó por la retaguardia mientras leía tranquilamente mi libro. Primero apareció su fétido aliento a café con leche. Está bien, todos acabamos de desayunar, pero… ¿A qué distancia empieza a sentirse el hedor de una boca? Sin más bastó cambiar de pie en el momento y avanzar diez centímetros huyendo.

Pero la bestia no habría de darse por vencida. Pronto clavó su revista en mí, y después apoyó el morral en ambas caderas a la vez (la mía y la suya) mientras asomaba su enorme nariz para chusmear la lectura que ocupaba mi atención. Cerré con fuerza el libro haciendo un sonido sordo con las tapas. Respiré con fuerza y volví a cambiar de pie. Me estaba ofuscando.

La señora que estaba antes que yo, me pidió que le guarde su lugar en el momento justo: pude retirarme un poco más, pero dejando algún espacio para tener margen de maniobra. Instantáneamente, el sopla nucas avanzó y le dijo a la maestra que esperaba atrás de él:

-¡La mujer de adelante ha dejado un bache en la cola!

Miré alrededor arrugando los labios, me pasé la mano por el pelo y me corrí para un costado: quedé con un pie en la base del soporte de la cinta. En menos de dos segundos el morral apareció otra vez a mi lado. Pensé.

A ver… señor defensor de las colas rectas y tupidas. Maldito inepto indecente. A que no sabe qué. Está invadiendo mi espacio personal. Alto inhalador de caspas, transgresor de la distancia zonal socialmente aceptada. ¿Por qué no deja de ser tan imbécil y se corre medio metro para atrás? Ojalá cuando le toque el turno se dé cuenta de que no ha traido el documento, y cuando vuelva a hacer la cola y se apropincue nuevamente, tenga adelante un karateka que le haga siete katas en la cara, y atrás uno igual de pelotudo que usted, pero con con ébola, para que lo contagie y le dé muerte lenta… La cajera me hizo una seña para que avance. Entonces giré la cabeza hacia él, y con la garganta llena de palabras soeces, le dije:

-¡Mi turno! Buenos días.

__

¡¡Hay toda una ciencia sobre las colas y las esperas!! Acá está qué dicen los colólogos especialistas al respecto.

Anuncios

Comentarios»

1. Diegos patitas - agosto 19, 2010

Frutillas ,como siempre sus relatos en 3ra personason un lujo ,,cambia la perspectiva del lector interactuando con su momento .- …Recuerde el de “rastas” :))

Malena Ferrini - agosto 25, 2010

Gracias patitas, lo tendre en cuenta.

2. Sil - agosto 19, 2010

Qué odio y asco me da la gente que se para atrás mío a cinco centímetros!!!

3. Angel - agosto 20, 2010

JAJAJA muy bueno lo único q se le puede hacer es reírse después de pasar algo así y no partirle la cabeza con el pie de la cinta que se lo merecen… a mi me paso eso mismo hace unos días y estuve a punto de estornudar y toser (a propósito) mientras giraba hacia atrás y con voy de enfermo decirle -hay… esta gripe” A” me esta matando…. pero bue no lo hice me la tuve q aguantar hasta que llego mi turno…. igual no se si funcionaria ahora pero el año pasado era infalible para no hacer cola en el rapipago (comprobado)

Malena Ferrini - agosto 25, 2010

Hola Angel, qué fantástica idea, toser. Un amigo me ha dicho que un pedo puede ser buen recurso, pero nunca probé la verdad. Saludos

4. Veroka - agosto 20, 2010

Muerte a los que invaden el espacio personal de los demas.

Malena Ferrini - agosto 25, 2010

Veroka, muerte lenta!!! jaja besos gracias por pasar!!

5. James Bounce - agosto 20, 2010

Hahaha, que genial. Esa gente que uno no sabe cómo sacarse de encima. Y la citación al wiki del espacio personal.

Malena Ferrini - agosto 25, 2010

Hey james!! totalmente, menos mal que la cola dura solo un rato. Besos.

6. Veri - agosto 23, 2010

Uh… qué denso!!! Lo peor es que llega un momento que uno no sabe más qué hacer para que el sujeto en cuestión se dé cuenta de que está “traspasando la línea” y como vos decís, ocupando tu espacio. Qué embole!!!!! Grrrr!! Qué es esa manía de acercarse tanto a la persona que está adelante?? Si haciendo eso no va a avanzar más rápido la fila!!!!!! Besoss.

Malena Ferrini - agosto 25, 2010

Exacto, como si estar apretados hiciera más corta la cola!!! // acabo de releer, prohibidos los chistes de doble sentido eh!!//

7. susan - diciembre 1, 2012

en el matrimonio…hasta donde pueden invadir tu espacio?,,,esta bien que el te revise todo?…que quiera saber todo de ti?…..


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: