jump to navigation

Cómo saber que está sanando tu corazón roto septiembre 7, 2010

Posted by Malena Ferrini in Autoayuda, Dialecto Femenino, Salud y prevención.
Tags: ,
trackback

Sos capaz de escucharte un disco entero de Radiohead sin siquiera pucherear. Es más, te da un poco de risa o ternura que el pobrecito de Thom piense que es un bicho que se arrastra.

Tenés una caja llena de chocolates y convidás más de lo que comés. Adiós al bienestar químico del cacao… ahora eso viene desde adentro.

No te pintás tanto, luce más la sonrisa que el delineador. Menos ojeras, más color en los cahetes, una genuina sonrisa y un brillo especial en el pelo recién lavado.

Te dan más ganas de leer RollingStone que Cosmopolitan. Sí. Querés más rocanrol y menos consejos boludos.

Ya no te hace mella quedarte en joggineta y pantuflas un sábado a la noche. No hay pensamientos que tapar con música a los gritos. La soledad no hace ruido y hasta se disfruta secretamente.

Te regalan tu golosina favorita y resistís sin problemas el impulso de engullirte hasta el último bocado. La vida está llena de cosas buenas. Un poquito de cada una todos los días.

Lo que te acomplejaba se va desdibujando de a poco. La torpeza, la grasa subcutánea y los ataques de hipo son algo irremediablemente cotidiano, pero natural y tolerable.

Tus amigas despechadas empiezan a acudir a vos para que les des ánimos. Quién mejor que un fénix re-encendido para prender puchos depresivos y repartir las Carilinas pertinentes.

Empezás a invertir plata, tiempo y esfuerzo tu propia persona o tus proyectos personales. Pero no porque algo de todo eso afecte el mundo exterior, sino porque aprendiste a amarte a premiarte y a perdonarte. Nada más porque vos lo valés, como diría don Loreal.

Cambia para bien tu sentido del humor. No, no es que te pasen más cosas graciosas… es que vos ves todo de otra manera.

Un buen día te levantás con ganas de hacer feliz a alguien. Y lo lográs sin ningún esfuerzo.

____

Nota:

Por cada rotura cardiaca hay aprendizajes y crecimiento, hay efecto residual, cicatrices y recaídas. Pero también hay gente muy hermosa dispuesta a quedarse ahí al lado. Gente que nos va a seguir queriendo siempre.

Aunque otra vez volvamos del kiosco con la cosmo bajo el brazo.

Anuncios

Comentarios»

1. Carolina - septiembre 7, 2010

Me encantó!!.. Buenísimo!!.. Me alegró la noche!!

Besos!!

Malena Ferrini - septiembre 9, 2010

Hola Carola, que lindo que te haya alegrado…. besos

2. soyelpichon - septiembre 7, 2010

mmm… me alegro por muchos motivos, mucho mas por las cosas q no se dicen

Malena Ferrini - septiembre 9, 2010

Holal Pichon!! ya habrá tiempo de compartir todo eso que no sale aca en el blog. Saludos mi amigo….

3. Romina - septiembre 7, 2010

🙂

Malena Ferrini - septiembre 9, 2010

Roooooomiiiiiiiiiiii 🙂 🙂

4. SOL - septiembre 7, 2010

Muy bien por vos!

Malena Ferrini - septiembre 9, 2010

Gracias Sol 😀

5. Veri - septiembre 7, 2010

Lindo post, gracias Male!! Que tengas una excelente semana!

Malena Ferrini - septiembre 9, 2010

Hola Verito, ahi publiqué el otro post que querías leer!! gracias por el aguante… besazos

6. Pily - septiembre 7, 2010

Llegó la primavera…y sus efectos… 😀

Malena Ferrini - septiembre 9, 2010

Hola Pily, lo más loco de todo es que siempre he sido muy inmune a los efectos de la primavera… pero esta vez es distinto supongo. Muchos besos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: