jump to navigation

El perro es el mejor amigo del hombre octubre 30, 2010

Posted by Malena Ferrini in Animales de compañía.
Tags: ,
trackback

Tengo una vecina solterona que tiene un perro que siempre nos hace caca en la vereda, la he visto con la porquería peluda esa. Viene dando vuelta a la manzana trayendo un palito (la vecina) y cuando el cachivache ladrador (el perro) se acomoda en posición canguro para dejarnos un popó, la mina mira para otro lado.

Bianca se llama. La perra, la mujer no sé.

Toda esta historia viene al caso porque ahora quieren que adopte un bicho así no estoy tan sola. Yo, la que no puede mantener viva ni una planta, voy a encargarme de un pobre animal. Excepto que fuera un gato, esos son bastante self service. Pero ni siquiera así. No, no, no, no. La comida o el agua en realidad serían lo de menos, con los pelos, el pichí y las cacas, no quiero ni pensarlo. Bañarlo, las pipetas, salir a pasear antes que la pobre bestia sufra más de lo tolerable… y tantas otras cosas. No me imagino cómo ni para qué.

No entiendo a los animales, mucho menos a los dueños. Todos chupados con babas de bicho.  Llenos de estampas de patas, uñas o pelos. No puedo tolerar las veredas de mi barrio llenas de perros sueltos ávidos de mis temerosas carnes y sus odiosos dueños con su discurso pelotudo.

-Los animales sienten el miedo, si te atacan es porque les tenés miedo.

A ver, dueño, yo siento tu idiotez mental, si te ataco es porque sos un flor de imbécil. Ahora guardate tu bestia, sus pelos, las meadas y las cacas.

No me jodan con macanas, no tengo alma de dueña.

Me tildarán de malvada y temerán que me tire al abandono de la soledad, si no puedo hacerme cargo de un bicho cualquiera tampoco podría cuidar siquiera de mí misma…. ¡¡mucho menos de un marido o unos hijos!!

_______

Oh Dios, acabo de entender… Está en mi destino. Algún día voy a adoptar una perrita que se llame Bianca, voy a dar la vuelta a la manzana trayendo un palito, y una minita insoportable va a mirarme con cara de orto por  la ventana cuando mi perro le deje un popó.

Supongo que a esas alturas cualquier animal será mejor compañía que la nada.

Anuncios

Comentarios»

1. soyelpichon - octubre 30, 2010

(kjjj) Face… your destiny (kjjjj kjjjj)

Malena Ferrini - noviembre 3, 2010

Pichon, OMG… estoy perdida!!!!

2. Carolina - octubre 30, 2010

:O).. No estás sola..yo soy igual de “cero-amor-a-los-animales”.. Tengo una perra en casa, que era de mi hermana, pero ella se mudó (obvio, sin haberse tomado el trabajo de educarla). La perra es un bicho de mediano tamaño y muy antisocial, por lo que ladra con igual odio tanto a moscas, pájaros y personas..es decir, NO puedo sacarla a gastar energías ni correr (hasta las 2 am)..pobre!..me da pena el bicho tanta lealtad y amor que me muestra con los ojos y yo..cero-bola.Pero bueno, no nací para tener mascotas.. Asi que ya lo sabes Malenita..no estás sola

Malena Ferrini - noviembre 3, 2010

Hola carola! quien sabe quizas hay mascotas que tienen lo suyo. cuando conozca una posteo. besos

3. Pily - noviembre 2, 2010

si por mi fuera tampoco tendría bichos, no porque me caigan mal, sino porque me embola tener que estar al pendiente de ellos… para colmo en casa tenemos: dos perros ahuevonados, un gato perseguido, un gallo desubicado (xq canta a cualquier hora menos cuando sale el sol), su respectiva gallina y ocho sapos cantores…
De todas maneras, un bicho no creo que sea la solución a la soledad, es más, me parece patético pensar así…
ah, y ni pensés que vas a terminar como tu vecina solterona, tu destino no está marcado, tu destino lo escribís vos, y tenés muy buena pluma!!!!
Besos Male!!

Malena Ferrini - noviembre 3, 2010

Hola Pily!! rodeada de bichos eh!!! No hay compañía como la de los humanos… besos

4. Ana - noviembre 4, 2010

Hace poco conoci a un señor, que vivía con su perra. Tomaba agua del inodoro, porque el sr. se olvidaba de ponerle agua, y despues (todo el tiempo), iba feliz (la perra) a lamerle la cara, cosa que ponía sumamente feliz al sr. en cuestión, y aceptaba esas caricas y lambetazos.
Lo terrible es que el sr. después pretendía que una mujer (yo, vos, cualquiera) lo besara, acariciara y demas muestras de afecto.
Aun sin que tomara el agua del inodoro, cada cosa en su lugar… si amas tanto a tu perro, no pretendo que me ames de la misma manera a mi.

un beso

Malena Ferrini - noviembre 10, 2010

Hola Ana, eso me dio asco seriamente. Uff, más asco del que imaginás. Menos mal que vos te diste cuenta a tiempo… Desde ahora cuando conozca un tipo, la primera pregunta será ¿perro tenés? besos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: