jump to navigation

El trabajo es el refugio de los que no tienen nada que hacer (Oscar Wilde) noviembre 16, 2010

Posted by Malena Ferrini in Autoayuda, Éxito profesional, Carrera y finanzas, Formación profesional y capacitación.
Tags:
trackback

Trabajar topadoramente, estudiar salir a mil lugares distintos y meterme en cien cosas a la vez me ayuda a ser feliz.

Pero hay algunos días en los que me doy cuenta de una o dos cosas.

Esos días me doy cuenta de que estoy cenando el guiso en una taza mientras sigo en la computadora haciendo nosequé y el libro que leía justo se acaba o me aburre, momentos en los que no tengo el cuaderno para tomar notas de las cosas que pienso (que siempre son demasiadas), días en los que camino a toda velocidad para llegar antes de lo necesario y encontrarme con horrorosos minutos vacíos. Me hago las manos, llamo por teléfono, escucho música, chateo, me maquillo, voy en el micro, leo una revista, escribo en el blog y preparo mis exámenes. A veces todo a la vez. Miro la cortina ondulándose en el viento y ya pensé en la tela, el barral, los vidrios, los paraísos, la vez que mi enamorado me despertó tirándome pelotitas de los árboles en la ventana , la soledad, los abrazos vacíos, el clima, los árboles, el frío, los pájaros, el verano y las vacaciones que van a estar geniales.

Algunas veces también  logro detenerme por completo. Casi siempre mientras me baño.

Ahí sola, desnuda y vacía lloro sin parar.

Como si me hubiera perdido y no tuviera manera de volver a encontrarme.

Anuncios

Comentarios»

1. lilibet - noviembre 16, 2010

Me causó dolor este detalle de tu esfuerzo por evitar enfrentarte a tu propio silencio. Estuve ahí, pasé por eso. Llegué a ese instante donde abrís los brazos, completamente despojada de todo, hasta de las últimas lágrimas.
Y sé que después de esto, cuando llegás al punto más bajo de la desesperanza (cuando tocás fondo, dirían en mi barrio), te encontrás finalmente a vos. Así, sola, sin excusas. Sin un pincelito adonde agarrarte cuando te corrieron la escalera.
Y ahí te das cuenta de que así nomás, sin trabajo ni amigos ni amor ni esperanza, así simplemente con lo básico tuyo, no precisás más.
Sos perfecta.
Y ahí empieza la subida.

Malena Ferrini - noviembre 22, 2010

Lilibet, no dejes de comentar nunca!!!!!!!!! Quiero tocar ese fondo, quedarme con eso básico y reconocerme perfecta. Trato todos los días. Alguno en particular empezará la subida. Gracias y besos.

2. c* - noviembre 16, 2010

Qué tema mi querida… A mi me pasa a menudo también. Creo que a la mayoría de las personas. Intenté con el psicoanálisis y funcionó por un tiempo y para algunos temas. Pero después sentí que no podía hablar más y decidí dejar por un tiempo (algún día volveré). Entonces alguien me comentó sobre el yoga y empecé a practicar y nunca más lo dejé, pero el verdadero hallazgo fue la meditación. Yo (atea o algo así) tenía un montón de prejuicios, pero la verdad no es nada “mágico” o “sobrenatural”, todo lo contrario busca la conexión con la verdadera naturaleza, es simplemente un ejercicio y se practica ancestralmente en muchas culturas y religiones (maya, hinduísmo, budismo, incluso en el cristianismo y judaísmo, en otras más modernas como la cienciología, etc) con diversos nombres y técnicas que a lo largo del tiempo se han fusionado y nutrido entre sí.
La búsqueda tiene que ver con lo que dice Lilibet “somos perfectos”, sólo tenemos que encontrarnos.
Es un largo camino… pero ahí voy.
Les dejo este artículo, uno de tantos, pero es bastante completo y contemporáneo:
http://www.alimentacion-sana.com.ar/informaciones/novedades/meditacion.htm
Besos!

Malena Ferrini - noviembre 22, 2010

Gracias C* por el artículo, quizás probando con la meditación logre acallar tantos monstruos que gritan desde adentro y al fin estar en paz en el silencio. Te dejo muchisimos besos.

3. juliette - noviembre 16, 2010

No sabía que esa frase era del gran Oscar Wilde. Cada día me gusta más ese hombre.

Te entiendo, me pasa lo mismo. A veces aparece un vacío que no sabemos con qué llenar. Creo que toda la vida estará, más allá de que trabajemos por no saber qué hacer.

Malena Ferrini - noviembre 22, 2010

hola Juliette, ahora que lo decís, la vida es justamente eso, un gran vacío que nos toca llenar a cada uno de nosotros, la cosa es qué elige cada uno para su vida. Gracias por pasar. Besos.

4. soyelpichon - noviembre 17, 2010

fumate un porro. Me lo dijo un álamo.

Malena Ferrini - noviembre 22, 2010

Hola Pichon, haceme el favor, dejate de hablar con los árboles y volvé a comentar como es debido…. besos

soyelpichon - noviembre 23, 2010

vos sabes que es la solucion, jajajajajaj

5. Veri - noviembre 20, 2010

Justamente estoy pasando por uno de esos momentos… y como dice Lilibet creo que aún me está costando encontrarme y volver a subir… espero lograrlo pronto. El blog y los comentarios me han ayudado a ver que no soy la única. Gracias!!!

Malena Ferrini - noviembre 22, 2010

Hola Veri, qué bárbaro es no estar solos, reconocernos en las penurias de una y ver que al final, atrás de los cartones pintados de femme fatales impasibles que tratamos a veces de fabricarnos, hay mujeres que sufren, ríen y se esfuerzan todos los días por alcanzar la felicidad.
Gracias por tu genuinidad, te quiero mucho.

6. Veri - noviembre 29, 2010

Gracias Male, te quiero mucho!!

Malena Ferrini - diciembre 2, 2010

De nada precius, to tambien te quieroo!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: