jump to navigation

Verba volant scripta manent junio 1, 2015

Posted by Malena Ferrini in Uncategorized.
Tags:
add a comment

Antes era abrazar apretando la birome en un block. Ahora es tipear besos con nudos en la garganta, con lágrimas en la mirada, con el corazón alborotado y los pulmones ventilando como pc de gamer.

Ya no hay gesto de trazado, no hay papel, no hay chance de perfumar la carta… pero tampoco es tan fácil dejarla ir, incendiarla, perderla, olvidarla. Es sabido que a diferencia de un archivo digital, la destrucción material de los papeles es un símbolo poderosísimo que no tiene vuelta atrás.

Tengo un cementerio de cartas de amor sin enviar. Quizás por prolífica, tal vez por autocensurada.

Me da culpa. Como si fuera un pecado la glotonería de dedicar tanto tiempo y energía a compartir con otra persona en la distancia. A registrar los matices que van vinculándonos.

Irónicamente, es menos tabú sacarse la ropa que desnudar el alma por escrito.

Me releo más genuina en los borradores. Dialogo con la que fui. Me hallo en el entusiasmo desesperado de acariciar sin el cuerpo; me revuelvo en el brillo de los ojos, la emoción, la calidez, la inquietud de delatarme con palabras en primera persona.

Me desentierro y me resucito en ese texto donde morí un poco de pereza, de censura, de miedo al rechazo, o de vergüenza. Quizás después de todo, el sentido último de la carta de amor cuaja cuando ya no existe el destinatario ni el remitente.

Cuando la correspondencia sólo existe para escrutar la propia esencia en los despojos de un amor que ya no es.

Anuncios

La recompensa de una buena acción es haberla hecho. Séneca. octubre 11, 2014

Posted by Malena Ferrini in Éxito profesional.
Tags: ,
add a comment

Ahora que han cambiado las autoridades me pongo las pilas para quedar bien.

Me tocó hacer el pedido del almuerzo, recaudar la plata, esperar el delivery… cosas tediosas que todavía no sé si garpan.

Además, tuve la iniciativa de llenar con agua la botella de mi coordinadora y otra compañera.

Qué buena onda que soy,  me dije mientras sorbía el yerbeado (yo no tomo agua con el almuerzo).

Pero medio litro después se comenta: -El dispenser no tiene agua.

Todos muertos de bronca.

Y yo contesto: -Sí, desde hace un buen rato está vacío. Hoy tuve que llenar la botella de las chicas con agua de la canilla.

Y ahí me entero, después de 10 años de trabajar acá, que el agua de la canilla no es potable porque los tanques están llenos de mierda de palomas.

Ojalá no se intoxiquen.

 

Alguna vez en la vida volveré por esa senda, haciendo el mismo camino entre tu rancho y la acequia. (Atahualpa Yupanqui) octubre 8, 2011

Posted by Malena Ferrini in Animales de compañía, Cómo perder a un hombre, Ocio y viajes.
Tags: ,
add a comment

Me llevó a la finca que él y los parientes tienen en Vistalba. Los más estirados la administran, los menos chetos la laburan. Ya vas a conocer al Coquito, me dijo bajándose de la camioneta para abrir la tranquera.

Nos vinieron a recibir los dos tíos, rojos y transpirados. Uno gordito con barba de una semana, y sombrero. El otro flaco y alto, con la camisa atada a la cintura. Andá bajando que están los tíos. Bueeeeeenas, mucho gusto, soy Malena.

Qué tal buen día, nena.

Mientras el galancete venía de cerrar la tranquera, los tíos me dieron besos babosos y salados mientras hablaban de algo que no escuchaba atrás de los vahos que el sol exaltaba. ¿Ahora está de onda hacerse el agricultor, pibe? ¿Desde cuándo traés las chichis acá? Un aire puro de campo que se cortaba con guadaña. Él les contestó algo que yo ya no escuchaba por irme atrás de una mariposa. O querer convertirme en una.

Voy a mojarme los pies en la hijuela*. Pero no me escucharon, estaban ocupados peleando. Caminé lento hasta el fondo imaginándome un tomero* sexy al final de la huella.

Sin embargo, encontré un perro enorme gruñendo y mostrando todos los dientes.

Aterrada corrí para el lado de la tranquera, y el animal atrás, enganchados los dientes en mi camperita.

No le tengás miedo, nena, te corre porque huele que estas asustada.

La reconchadelalora.

¡Coquito! ¡No! Decía el pelele chongo mientras me veía gritar y correr sin hacer nada al respecto. Mientras tanto, yo me estrolaba contra los alambres de púa de la finca y gritaba ensangrentada como chancho que lo están carneando.

Andá, ayudá a la pobre chica. Dijo el gordito secándose la transpiración.

Me subieron a la camioneta. Volvimos en silencio a la ciudad. Terminé en la guardia el resto del domingo.

Cinco puntos me dieron.

Y al perro una biaba inolvidable.

 

*Hijuela: Canal pequeño que conduce el agua desde una acequia a la zona de regadío. Fuente.

*Tomero: Se le llama tomero a la persona que abre la toma de agua que reciben los viñedos, que sin riego nunca existirían en una tierra de tremenda aridez. Él se encarga de regular el agua para que cada usuario reciba su cuota. En general, el oficio de tomero se hereda de generación en generación. Fuente.

La casa debe ser el estuche de la vida, la máquina de felicidad (Le Corbusier) julio 28, 2011

Posted by Malena Ferrini in Ama de casa, Animales de compañía, Teorías refutables.
Tags:
2 comments

Llego desaforada de trabajar y me encuentro en la inmensidad hueca de mi dos ambientes. Pongo música, prendo todas las luces y agarro al gato.

A veces hasta creo que me va a decir algo.

No tengo cama, no tengo sillón, no tengo perchero. Sí tengo placares, tengo sol y tengo lavarropas.

Hay mil cosas desparramadas sin sentido.

Ahí sigue la pila de platos que ensucié de a uno por vez, el tacho rebosante de carilinas con mocos, y la heladera munida de wasabi, dulce de leche y lechuga mustia.

El cepillo de dientes cuelga solo en el baño y yo me desarmo de tristeza mirando el teléfono mudo.

Antes tenía una pared vacía. Ahora tengo todo un departamento vacío.

Yo pensaba que ahora sí iba a estar cómoda. Pero la verdad que no. Miro los cables pelados que cuelgan del techo y pienso.

Tal vez no vivo acá.

Tal vez no vivo.

Le Corbusier era un choto o un cínico.

Si el mundo fuese claro, el arte no existiría (Albert Camus) enero 13, 2011

Posted by Malena Ferrini in Autoayuda.
Tags:
6 comments

Me vacié. Siento un poco que volqué tanto acá, que ya no queda mucho de donde sacar más. Me leí. Me conocí. Me desconocí. Me horroricé.

Ahí está mi blog y soy yo con las tripas colgando. Acá estuve y me abrí al medio como una res.

Se me salen los banquetes de mi prima a medio digerir, los Juanes que me hicieron sufrir, las lágrimas de despecho, los quilombos laborales, las desilusiones que me rodean y los excesos que cometo.

Se me escapan los meses sin entender el puto secreto de la gente que aprende a ser feliz.

Quise ser arte, pero soy una vaca desangrándose en la sala de un museo.

Un happening patético que se replica por todas partes. Un espectáculo macabro en medio del calor pegoteoso y las moscas revoloteando.

___

El lunes empiezo terapia.

Quizás las respuestas que tanto busco en otros, estén en mis propias tripas.

La derrota tiene una dignidad que la victoria no conoce (Jorge Luis Borges) diciembre 6, 2010

Posted by Malena Ferrini in Asuntos de pareja, Cómo perder a un hombre, En Sociedad, Ocio y viajes.
Tags: , ,
4 comments

Anoche, después de la cena de fin de curso Connie me trajo a casa. Cuando llegamos apagó el motor, y con las dos manos en el volante miró el horizonte, arrugó un poco la boca y sin dejar de mirar adelante me dijo llorando.

-Ay, Malen, esto me explota. Perdoname que me ponga así de repente. Anoche Alito me ha pedido el divorcio.

Cosas que se dicen en un segundo, cosas que necesitan años para ser asimiladas.

Le apoyé la mano en el hombro y giró para mirarme con ojos de alquitrán.

-Llegó de la oficina como siempre y se puso a ver History Channel… no me esperaba te juro, se levantó para servirse un vaso de agua, se apoyó en la puerta de la heladera y me lo dijo, Malen, como si me hablara de ir a comprar bananas…

-…

-Me lo dijo como si nada, me dijo “Connie, no doy más. Quiero que nos divorciemos.” … y yo que me imaginaba que los divorcios venían en medio de una pelea a gritos, que se mataban como los Roses, pero no así tan frío.

Connie vomitaba miseria mientras yo trataba de entender por qué me contaba a mí todo eso. No somos amigas. Nada más somos compañeras de curso. Me ve una vez cada dos semanas y siempre anda con un comentario choto sobre su vida en sociedad, o los triunfos del lindo marido que enganchó.

-Vos sos la única que sabe, no vayas a decir nada porque no sé quién… no sé como se sigue… después de esto.

Nunca la había visto tan deshecha, tan vacía y tan nadie como anoche. Quizás hasta le envidiaba la imagen feliz de llegar a la casa y tener unos brazos donde dejar el cansancio. Siempre tan entera, tan perfecta. Siempre acorde a la ocasión. Y ahora tan rota secándose lágrimas y mocos en mis pañuelitos descartables. Haciendo hipos y espasmos a los gritos. Contándome a mí su secreto mas doloroso.

-Nada, Connie, llorás unos meses. Aprendes a estar sola. Estas cosas son parte de la vida.

Mientras le corría el pelo de la cara porque se le estaba llenando de mocos, me agarró y me pegó un flor de abrazo. La pobre gemía como perro atropellado mientras yo trataba de calmarla. Fue tan sentido, tan triste. Hasta que me incliné para sobarle un poco la espalda y se alejó sobresaltada. Arrancaba otra vez el auto diciendo.

-Bueno, listo Malena. Ya fuimos bastante patéticas por hoy ¿no?

-Chau, Connie, gracias por traerme.

-Ay nena, ya que estás -me dijo dándome los pañuelos sucios- ¿Me tirás todo esto a la basura? no quiero que queden acá, a ver si los encuentra la empleada y se da cuenta.

Me bajé del auto. Quedé parada como un grito, llorando sin control en la vereda. Apretaba con bronca y pena el manojo de negro de carilinas con mocos. No entiendo qué fue lo que me dejó tan desahuciada.

Quizás volví a aprender que la felicidad nos es dada sin garantías.

El trabajo es el refugio de los que no tienen nada que hacer (Oscar Wilde) noviembre 16, 2010

Posted by Malena Ferrini in Autoayuda, Éxito profesional, Carrera y finanzas, Formación profesional y capacitación.
Tags:
13 comments

Trabajar topadoramente, estudiar salir a mil lugares distintos y meterme en cien cosas a la vez me ayuda a ser feliz.

Pero hay algunos días en los que me doy cuenta de una o dos cosas.

Esos días me doy cuenta de que estoy cenando el guiso en una taza mientras sigo en la computadora haciendo nosequé y el libro que leía justo se acaba o me aburre, momentos en los que no tengo el cuaderno para tomar notas de las cosas que pienso (que siempre son demasiadas), días en los que camino a toda velocidad para llegar antes de lo necesario y encontrarme con horrorosos minutos vacíos. Me hago las manos, llamo por teléfono, escucho música, chateo, me maquillo, voy en el micro, leo una revista, escribo en el blog y preparo mis exámenes. A veces todo a la vez. Miro la cortina ondulándose en el viento y ya pensé en la tela, el barral, los vidrios, los paraísos, la vez que mi enamorado me despertó tirándome pelotitas de los árboles en la ventana , la soledad, los abrazos vacíos, el clima, los árboles, el frío, los pájaros, el verano y las vacaciones que van a estar geniales.

Algunas veces también  logro detenerme por completo. Casi siempre mientras me baño.

Ahí sola, desnuda y vacía lloro sin parar.

Como si me hubiera perdido y no tuviera manera de volver a encontrarme.

Me gusta ser mujer (Nacha Guevara) noviembre 14, 2010

Posted by Malena Ferrini in Autoayuda, Dialecto Femenino.
Tags:
10 comments

¿Qué pensaba Nacha cuando lo dijo?

Ellos no se preocupan por la edad, de hecho a muchos las canas les sientan maravillosamente. Pueden tener hijos a los 20, los 40 o los 60 sin que nadie los señale como añosos.

No tienen problemas con la celulitis, porque simplemente la estadística decidió depositarla en nosotras las mujeres.

No importa si se les arrugan un poquito los ojos, si son narigones, orejudos o tienen los dientes separados. Esas son cosas que en el peor de los casos los harán más interesantes.

Nadie los trata de mugrientos por tener pelitos en las piernas.

Consiguen las mejores marcas de ropa interior a precios irrisorios (incluso pueden darse el lujo de no ponerse ropa interior, total no se les nota nada).

Comen cualquier barbaridad, toman litros y litros de alcohol, y no engordan.

En promedio ganan un 17% más que nosotras.

No tienen que ponerse esos cruentísimos insalubres zapatos que la moda sugiere a las mujeres.

Pueden ir por la vida despreocupados de su reputación. Un hombre que sale con varias chicas a la vez es un dandy, una mujer que hace lo mismo… díganme ustedes.

Sin música la vida sería un error (Friedrich Nietzsche) noviembre 10, 2010

Posted by Malena Ferrini in Entretenimientos, Moda, Ocio y viajes.
Tags: , ,
5 comments

¿Estos quiénes son?

Connie estuvo insoportable toda la semana pasada. Resulta que el marido (que es marketinero, creo) movió unos contactos y se consiguió unos pases VIP para ir a ver a Vitico y su banda en la Trastienda.

La mina rompió las bolas a más no poder para que la acompañe a comprarse algo de ropa acorde a la ocasión, y con una secreta envidia decidí ir. Quién me habrá mandado: De un local a otro la inrescatable fashion victim miraba boludeces con voladitos y ojotas hasta los tobillos.

Sin embargo, el destino fue generoso con ella. En una pila enorme de remeras, una que desentonaba por ser negra le llamó la atención.

-¡¡Mirá, Malen!! -dijo estirando los brazos para mostrármela- Esta parece medio rocanrol ¿no?

-Sí, esa está buena.

¡Divain! ¡Mirá qué linda la estampa, la composición, es genial, la quiero!

-¿Sabés quienes son?

-No, jaja. Unos tipos con cara de rocanrol. ¡Listo la compro!

-¿Cómo te la vas a comprar y no sabés de qué banda es?

-Tenes razón, a ver si son unos muertos. -giró la cabeza y le preguntó a una de las empleadas del local:- Flaqui, ¿sabés quiénes son éstos?

La pobre empleada no tenía idea y yo me agarraba la cabeza, me tapaba la boca con risa y bochorno.

-Pará Connie, calmate, la remera está bien. Son AC/DC.

-No, Malen, falta el de la boina.

-Ese entró después. Cuando se murió el cantante que estaba.

-¿Sí? ¿Y a todo esto, qué canción cantan?

Tuve que tararearle hasta que se acordó.

-¡Ahhh! ¡Eso escuchamos los martes con el corrector de estilos!

___________________

Ayer me llamó Connie desde Buenos Aires para agradecerme por la ayuda. Me contó que en la Trastienda los tipos le hacían gestos cómplices, que el marido volvió a encontrarla atractiva, que la pasó genial.

-¡¡Malen, no sabés que bueno estuvo el show!! Me divertí un montón y hasta fuimos con mi marido a saludarlos al camarín… Al principio pensé que Vitico era el de pelito largo y no, era otro. Menos mal que era simpático el otro y para que no me sienta mal me hizo un comentario sobre la remera… Yo le dije “Son AC/DC antes de la muerte de Chasky Bun“.

No me sorprendería si el marido decide no invitarla a nunca más a un recital. Especialmente si es uno de Viticus.

Saludos a Fugitivo Fry, a Romi y especialmente a Sebas el cumpleañero.

El amor, como ciego que es, impide a los amantes ver las divertidas tonterías que cometen (William Shakespeare) octubre 21, 2010

Posted by Malena Ferrini in Asuntos de pareja, Éxito profesional, Carrera y finanzas, Ocio y viajes.
Tags: , ,
16 comments

Esto ya lo publicó Pau. Yo no me animé antes porque se dice que el tal Adri y la nunca bien ponderada Yael andan mandando cartas documento y haciendo juicios acá y allá a todo aquél que postee el video clip que hicieron para su casamiento. Justamente eso es lo que hace que se multiplique por todas partes en la red, una inmejorable estrategia de marketing.

Con un hit como el de ellos deberían hacerse un site que se llame ChotoLove.com, sería suficiente para ganarse unos buenos morlacos con un show en Mar del Plata y un programa de tele en horario estelar. Temblaría Alfredo Casero, se admiraría Capusotto ante la creatividad de este humor bizarro que no llegará jamás al ápice de su desarrollo sólamente porque estos dos enamorados no saben reírse de sí mismos y capitalizar su ridículo en algo que les reditúe.

Quién sabe. Por ahí sea cierto que Adri sueña con un plasma y no distingue una naranja de una manzana.

Acá tienen un back up del link por si censuran el video de You-Tube. También les dejo un artículo que explica por qué el amor nos hace tan idiotas.