jump to navigation

Lucidez para debatir una noticia octubre 27, 2010

Posted by Malena Ferrini in Formación profesional y capacitación, Noticias y actualidad, Secretos de conquista.
Tags: ,
add a comment

Amiga: -Che, viste que murió Kirchner

Malena: -Huy ¿Ya lo habían censado?

Anuncios

Los cuentos de hadas son puras mentiras febrero 14, 2010

Posted by Malena Ferrini in Autoayuda, Secretos de conquista.
Tags: ,
8 comments

Princesas las pelotas...

En mi infancia nunca me leyeron el cuento de la princesa que le tenía que pagar todas las cosas al príncipe porque a él le gustaba rascarse las bolas y ser un mantenido de la mamita en vez de andar matando dragones para rescatarla de la altísima torre.

O alguno donde el príncipe la hiciera callar si ella intentara hablar más de lo tolerable para él, y después de conversar insuficiente e ineficientemente la llevara en su corcel en el más completo y hermético silencio.

La madrastra siempre era la mala, o una bruja… pero los príncipes eran intachables en los cuentos.

Tantas mentiras nos inculcan cuando somos chicas que es complicado hacer el quiebre y entender que:

  • Nadie nos va a rescatar, nos tenemos que rescatar solas.
  • El príncipe anda buscando joda y nada más.
  • Para él no vale la pena tanto esfuerzo de matar dragones si está cómodo en su soledad o con su mamita.
  • No dudará en mentir, abandonar y desengañar si su impulso egoísta se lo reclama.
  • Pasarán varios, muchos tomos de historias antes de que él siquiera piense en tomar a su princesa como esposa.

No podemos dormir hasta que llegue. No podemos dejar un zapato en las escalinatas y esperar que entienda el mensaje. No podemos lanzar nuestras trenzas por la ventana, invitándolo a subir sin ser vistas como gatos. No podemos creerle que nos mintió (frotando una lámpara para ser príncipe un rato) porque nuestro padre no vería la relación con buenos ojos. No podemos quedarnos mudas a cambio de unas piernas que bailen con ellos. No podemos esperar que un bestia se convierta en un príncipe, porque los hombres no cambian.

Pero podemos seguir besando sapos con la esperanza de que alguno sea al fin el indicado.

Feliz día de los enamorados para todos.

Me lo dijo mi amiga y también lo leí en un diario.