jump to navigation

Cómo lograr un maquillaje “smokey eyes” julio 17, 2011

Posted by Malena Ferrini in Consejos de belleza, En Sociedad, Make up, Temas familiares.
Tags: , ,
add a comment

No sé cómo fui a parar al cumpleaños de 80 de la abuelita de Connie. Fui superprpoducidísima.

Comí vithel toné, carne a la criolla, ensalada de verdes, queso reggianito, fideos a la fungi, flan con crema, brownie con helado, vino especiado, 3 cafés espresso. Perdí la cuenta con las copas de vino, pero no el decoro, porque me dormí acodada en la mesa cuando las invitadas empezaron a fumar Virginias como murciélagos mientras hablaban de análisis de orina en botellas de litro.

Volví tan hecha pomada que me olvidé de sacarme el maquillaje.

Menos mal que por primera vez, nadie trató de enchufarme un espejerto ni preguntó por qué sigo soltera.

Esta mañana me levanté y decidí dejarme la cara como la tenía nomás. Hacía meses que no lograba esta facha de estrella de rock. Como smokey eyes, pero mucho más creíbles.

Por si quieren hacerlo de la manera tradicional, les dejo el link.

Anuncios

No vas a conocer al amor de tu vida en el boliche enero 24, 2011

Posted by Malena Ferrini in Dialecto Femenino, Ideas sexy para conocer hombres, Secretos de conquista, Semiótica Viril.
Tags: , ,
5 comments

Dos semanas después de conocerlo, le mandé un sms.

“Hola Juan. Soy la chica del vestido magenta.”

Por primera vez en muchos meses, la respuesta masculina llegó instantáneamente.

“hola melena q lindo q apareciste”

Desconsiderado, no usó mayúsculas, escribió mal mi nombre, usó abreviaturas y se comió todos los signos de puntuación. Eso es apuro o desconsideración. No hay otra.

Al menos tuvo el buen tino de no pifiar la ortografía.

Pero tampoco dijo nada.

Bah, nada de nada, no. Le ha gustado que aparezca finalmente. Se ha acordado mi nombre. Sabe cuál es el color magenta.

¿¡Sabe cuál es el color magenta?!

Si no es diseñador, es gay.

Los hombres bien machos son como los monitores viejos: tienen una paleta cromática muy acotada.

Ja, vengo de fijarme en fu**ing wikipedia: los monitores CGA de los años 80 ya tenían 15 colores*. Entre ellos dos magentas diferentes.

O sea, quizás no sea gay después de todo.

Sin embargo no me invitó a salir…

Añoro aquellas doradas épocas en las que los hombres simplemente llamaban. No quisiera resignarme al text-flirting.

*Sí. Soy una nerd irremediable.

El síndrome de fin de año* diciembre 1, 2010

Posted by Malena Ferrini in Ama de casa, Carrera y finanzas, En Sociedad, Ocio y viajes, Salud y prevención, Temas familiares.
Tags: ,
18 comments

Empieza diciembre y lo siento en la atmósfera. Hé aquí el fin de año con su stress y sus obligaciones.

Los que estudian se angustian persiguiendo a los que dan clases. Consultas, clases de recuperación, entregas, globales, finales y copiosas planillas de regularidades. Los que hicieron la plancha en el año apuran el tranco para cerrar el ciclo más o menos en orden. Los que tienen empresa (y a veces también los que no) entran en una época de balance donde todo trabajo requiere ser completado antes de fin de año. Antes del vacío de enero, el único momento del año que nos dejan para salir de vacaciones a precios exorbitantes de temporada alta.

Mientras tanto sube la temperatura. El calor nos sorprende y genera un malhumor generalizado que amalgama muy bien con el stress de la época. El aire acondicionado taladrando helado en la espalda. La garganta tomada, la tortícolis. Afuera el colectivo lleno y otra vez treinta y dos grados. Desabrigarte. Encontrarte los rollos y pensar que con el cansancio acumulado del año ya es mucho pedir caminar dos cuadras hasta el chino para comprar algo sano de comer. Imposible empezar una dieta entre tantos brindis, cenas de egresados,  agasajos de fin de año y todas esas obligaciones sociales de trasnoche que nos dejan más rotos de lo que ya estamos.

El sólo pensar en la plata que tenemos por gastar nos parte la cabeza. Los comerciantes están bien avispados y ya vienen subiendo los precios hace un rato. Ver aparecer mágicamente en la cuenta del banco el glorioso aguinaldo, verlo también escapar como arena entre los dedos. Que los regalos, que la comida orgiástica y trabajosa, que los cuetes, que el champán. Armaremos un horrendo pino de plástico que junte tierra. Que con quién pasás las fiestas. Todavía no sé, seguramente haciendo fuerza para sonreír y llenándome la boca de porquerías engordantes. Aguantando el sopor para brindar a las doce, justo antes de irme a la cama.

Odio la feliz navidad vacía y consumista. Detesto el próspero año nuevo ineludible y artificial.

¿Cómo se hace para cambiar eso?

*Acá encontré unos consejos medio chotos para superarlo.

Lucidez para debatir una noticia octubre 27, 2010

Posted by Malena Ferrini in Formación profesional y capacitación, Noticias y actualidad, Secretos de conquista.
Tags: ,
add a comment

Amiga: -Che, viste que murió Kirchner

Malena: -Huy ¿Ya lo habían censado?

El amor, como ciego que es, impide a los amantes ver las divertidas tonterías que cometen (William Shakespeare) octubre 21, 2010

Posted by Malena Ferrini in Asuntos de pareja, Éxito profesional, Carrera y finanzas, Ocio y viajes.
Tags: , ,
16 comments

Esto ya lo publicó Pau. Yo no me animé antes porque se dice que el tal Adri y la nunca bien ponderada Yael andan mandando cartas documento y haciendo juicios acá y allá a todo aquél que postee el video clip que hicieron para su casamiento. Justamente eso es lo que hace que se multiplique por todas partes en la red, una inmejorable estrategia de marketing.

Con un hit como el de ellos deberían hacerse un site que se llame ChotoLove.com, sería suficiente para ganarse unos buenos morlacos con un show en Mar del Plata y un programa de tele en horario estelar. Temblaría Alfredo Casero, se admiraría Capusotto ante la creatividad de este humor bizarro que no llegará jamás al ápice de su desarrollo sólamente porque estos dos enamorados no saben reírse de sí mismos y capitalizar su ridículo en algo que les reditúe.

Quién sabe. Por ahí sea cierto que Adri sueña con un plasma y no distingue una naranja de una manzana.

Acá tienen un back up del link por si censuran el video de You-Tube. También les dejo un artículo que explica por qué el amor nos hace tan idiotas.

Las consecuencias de tomar sol sin protección octubre 7, 2010

Posted by Malena Ferrini in Consejos de belleza, Salud y prevención.
Tags: , ,
13 comments

Esta es una historia real. Los nombres de sus protagonistas han sido cambiados para preservar sus identidades.

A estas alturas del año estamos casi todas de color blanquísimo tipo tubo fluorescente, será por eso que cuando la vimos en la clase presencial de este mes, su bronceado caribeño no pasó desapercibido.

Le preguntamos a Connie cuál es su secreto y nos contó que con los primeros soles de agosto ya se echa toda la siesta en el jardín cuan lagarto, untada con aceite de bebé. Para tomar color lo antes posible, jamás usa nada que tenga FPS, y va alargando los tiempos de exposición a medida que se va curtiendo (OK, ella no dijo curtiendo, supongo que con lo cheta que es ni siquiera usa esa palabra, pero usted lector entiende…).

-Siempre hice eso, la palidez es lo menos. Te ves como un muerto cuando estás así toda blanca.

Torcí el labio mientras masticaba una frase sin decir nada. Gracias por lo que me queda a mí, cheta compañera, que soy tan pero tan blanca que ni siquiera logro un bronceado después de 15 días de crucero en Brasil. ¿Por qué no dijo esa frase en primera persona?

La miré sin entender. Me sentí un individuo de otra especie, observando con esmero su fruncido ceño de arruga indeleble, comprendí que su cara agreta no venía de su vinagrera interior, sino del sol quemándole la frente muchas de sus veinticinco primaveras.

-¿Y nunca se te dio por usar pantalla solar?

-Ah, sabés que me lo dicen todos. Las mujeres grandes sobre todo. Me dicen que voy a terminar arrugada como una pasa de uva si sigo así. Pero la verdad que no me importa para nada. Nunca usé ni voy a usar protector solar ¿Para qué quiero tener la piel linda a los cuarenta? No necesito eso. Eso se los dejo a las viejas gagá que andan de levante con esa edad. Yo ya me casé. Ya no me importa arrugarme.

Me quedé muda. En realidad mi pregunta tenía que ver con otras consecuencias de tomar sol sin protección.

Como por ejemplo el cáncer.

Una sustancia similar a los opioides, pero sin sus efectos negativos septiembre 5, 2010

Posted by Malena Ferrini in Autoayuda, Entretenimientos, Ocio y viajes, Salud y prevención.
Tags:
add a comment

Gracias por llevarme a rockear.

De pronto un inusable vestido asimétrico deja de parecer brillante como pista de aterrizaje. Tengo el pelo más corto y me olvidé todas las pinturas que iba a ponerme en la cara. Muestro sin pudor los tatuajes, o tal vez con un poco de inocencia. He salido con mis lentes puestos y después de algún tiempo otra vez me divierto de verdad. Fui una estrella con sus cinco minutos de brillo, pero el resplandor me ha quedado adentro y no puedo parar de bailar como si nadie mirara. Mi cara adelante de las luces azules está en una foto que no ha sido sacada.

Zapatos cómodos, noches cortas, mañanas lluviosas y despedidas abruptas. Otra vez no sé para qué lado hay que caminar. Y no me importa.

Qué parranda de miércoles.

Para conocer el nombre de la sustancia hacé clic acá.

Ahora quiero más.

Cómo actuar cuando alguien invade su espacio personal agosto 19, 2010

Posted by Malena Ferrini in Ideas sexy para conocer hombres, Salud y prevención, Seguridad personal.
Tags:
12 comments

Foto: Corbis

El otro día anduve de trámites, y durante una espera tediosa como la que toma cobrar un cheque de morondanga, un aterrador ser me atacó por la retaguardia mientras leía tranquilamente mi libro. Primero apareció su fétido aliento a café con leche. Está bien, todos acabamos de desayunar, pero… ¿A qué distancia empieza a sentirse el hedor de una boca? Sin más bastó cambiar de pie en el momento y avanzar diez centímetros huyendo.

Pero la bestia no habría de darse por vencida. Pronto clavó su revista en mí, y después apoyó el morral en ambas caderas a la vez (la mía y la suya) mientras asomaba su enorme nariz para chusmear la lectura que ocupaba mi atención. Cerré con fuerza el libro haciendo un sonido sordo con las tapas. Respiré con fuerza y volví a cambiar de pie. Me estaba ofuscando.

La señora que estaba antes que yo, me pidió que le guarde su lugar en el momento justo: pude retirarme un poco más, pero dejando algún espacio para tener margen de maniobra. Instantáneamente, el sopla nucas avanzó y le dijo a la maestra que esperaba atrás de él:

-¡La mujer de adelante ha dejado un bache en la cola!

Miré alrededor arrugando los labios, me pasé la mano por el pelo y me corrí para un costado: quedé con un pie en la base del soporte de la cinta. En menos de dos segundos el morral apareció otra vez a mi lado. Pensé.

A ver… señor defensor de las colas rectas y tupidas. Maldito inepto indecente. A que no sabe qué. Está invadiendo mi espacio personal. Alto inhalador de caspas, transgresor de la distancia zonal socialmente aceptada. ¿Por qué no deja de ser tan imbécil y se corre medio metro para atrás? Ojalá cuando le toque el turno se dé cuenta de que no ha traido el documento, y cuando vuelva a hacer la cola y se apropincue nuevamente, tenga adelante un karateka que le haga siete katas en la cara, y atrás uno igual de pelotudo que usted, pero con con ébola, para que lo contagie y le dé muerte lenta… La cajera me hizo una seña para que avance. Entonces giré la cabeza hacia él, y con la garganta llena de palabras soeces, le dije:

-¡Mi turno! Buenos días.

__

¡¡Hay toda una ciencia sobre las colas y las esperas!! Acá está qué dicen los colólogos especialistas al respecto.

Acepta a tu hijo tal y como es agosto 8, 2010

Posted by Malena Ferrini in Autoayuda, Temas familiares.
Tags:
9 comments

La veo en una foto y tiene el pelo rubio como las papas fritas, está vestida con un guardapolvo a cuadrillé rosado y un corbatín rojo y azul. Tiene más o menos cuatro años y la vincha en el pelo tirante le hace más grandes los ojos azules.  La piel es blanca, tersísima y unas adorables pequitas se le apoyan apenas en los cachetes. No sonríe y la adivino aterrada, soñolienta, expectante. Es el primer día de clases y su papá decide agarrar la cámara de fotos e inmortalizarla así de hermosa y perfecta.

Para cuando vuelva del jardín ya tendrá los pelos enmadejados de tanto jugar, el corbatín torcido y los cachetes sucios.

Hoy la veo casi igual (hasta las pecas) y me pregunto si se parece más a la que quedó inmortalizada en esa foto o a la que volvió toda desaliñada del jardín y se perdió para siempre en el olvido.

Feliz día del niño.  A las dos.

Este consejo lo lei acá.

Alcanza con abrir la boca: ideas para conversar en un bar agosto 1, 2010

Posted by Malena Ferrini in Consejos para hombres, Ideas sexy para conocer hombres, Secretos de conquista, Semiótica Viril.
Tags: , ,
24 comments

Dedicado a los muchachos de Sonoman, Detonator Ferraro y a M. Rodrigo, gente cuyas charlas de bar he disfrutado inmensamente.

Es sorprendente cómo se ha tergiversado el sentido de charlar con un desconocido en un bar.

La cosa es así. Vamos a los lugares estos donde encontramos multitudes de caras (caretas) haciendo honores a un script pre-redactado que obedece a mating rituals que pueden compartirse o no. Diciendo ¿Venís siempre acá? y giladas del mismo estilo.

La pregunta sería entonces. ¿Qué es lo que nos obliga a anquilosarnos en una estructura tan básica con fines tan pero tan limitantes?

Lo he visto con mis propios ojos. Llegan generalmente las mujeres por un lado y los hombres por otro. El primer trago se toma con los amigos. Es raro ese momento. Todos se miran con todos, se hacen conjeturas, se charla de bueyes perdidos. Después empieza en baile, o bien la recorrida a pie por un circuito tipo chotódromo donde el primer contacto se da porque un energúmeno decide agarrarte de prepo de la mano o ¡peor! de la cintura.

Eso es tan violento que francamente les daría una piña. ¿Tan difícil es abrir la boca y decir algo?

Anoche justamente venía del baño y no encontraba a mi amiga, estaba un poco desencajada cuando uno se me acercó y me dijo:

-No busques más, acá estoy -y me arrancó una carcajada.

Después siguió:

-Listo, seguí tu camino con la sonrisa que tenés ahora, me quedo tranquilo viendo que te sentís mejor.

Yo me fui con mi sonrisa y él volvió en paz a la charla que tenía con los amigos.

¿Por qué hacemos conjeturas al mejor estilo Mandrake cuando tenemos a la persona al alcance y podemos preguntar las cosas directamente? ¿Por qué ese afán de acaparar a  alguien para obtener algo? ¿Por qué tenemos charlas levantontas cuando podríamos estar intercambiando ideas interesantes, matándonos de risa, aprendiendo, conociendo gente, haciendo que alguien se sienta mejor?

Y para terminar, mi vieja y consabida pregunta ¿Por qué está sobreentendido que es el hombre es quien empieza la charla?

Les dejo este consejo que encontré, y me pareció simplemente brillante.

Ah, no pude resistir esta publicidad…