jump to navigation

La recompensa de una buena acción es haberla hecho. Séneca. octubre 11, 2014

Posted by Malena Ferrini in Éxito profesional.
Tags: ,
add a comment

Ahora que han cambiado las autoridades me pongo las pilas para quedar bien.

Me tocó hacer el pedido del almuerzo, recaudar la plata, esperar el delivery… cosas tediosas que todavía no sé si garpan.

Además, tuve la iniciativa de llenar con agua la botella de mi coordinadora y otra compañera.

Qué buena onda que soy,  me dije mientras sorbía el yerbeado (yo no tomo agua con el almuerzo).

Pero medio litro después se comenta: -El dispenser no tiene agua.

Todos muertos de bronca.

Y yo contesto: -Sí, desde hace un buen rato está vacío. Hoy tuve que llenar la botella de las chicas con agua de la canilla.

Y ahí me entero, después de 10 años de trabajar acá, que el agua de la canilla no es potable porque los tanques están llenos de mierda de palomas.

Ojalá no se intoxiquen.

 

Después de nuestra cita escribí un Haiku octubre 4, 2014

Posted by Malena Ferrini in Cómo perder a un hombre, Semiótica Viril.
Tags: ,
add a comment

Su pelo, muy sucio

¡Cómo habrá tenido

el prepucio!

Los nuevos contextos de enseñanza-aprendizaje septiembre 17, 2014

Posted by Malena Ferrini in Cómo perder a un hombre, Secretos de conquista, Semiótica Viril.
Tags: , ,
add a comment

Me recomendó un amigo que bajara la edad mínima en Tinder. Demás está decir que aparecieron hordas de jovencitos… y que el experimento sólo duró unas horas.

-Hola hermosa

-Hola

-q haces?

-Acá, trabajando en la oficina

-Uh, estás vestida de secretaria sexy?

-Jajajaja

-M imagino con tu ropa de secretaria, que te acaricio lentamente y te saco la ropita.

-q pasó te asustaste?

-uh si. Mufasa!!! brrrrr

-sabes te puedo dar mucho placer…

-cuando nos veamos primero quiero besarte el cuello y despues seguir con todo tu cuerpo.

-hola divina.

-hola hermosa

-que mala, no me contestas 😦

-me mandas una fotito sexy?

-pense que podíamos encontrarnos y tener algo.

-por qué no me contestas?

-Hola.

-Quizás no me engancho con tu estilo de seducción.

-Es medio grasa pedir fotos.

-Además yo ya intuyo lo que te estás imaginando. ¿Por qué mejor no hacer comentarios inteligentes y divertidos, verse y después dejar que lo demás fluya?

-Cara a cara es más fácil, con miradas, con el lenguaje corporal podés decir mucho. Ir generando un clima que lleve a otras cosas…

Lamentablemente mi interlocutor en este chat me eliminó sin siquiera agradecerme.

A todos aquellos que hacen de la docencia un estilo de vida.
Feliz día del profesor.

Orgullo nerd septiembre 15, 2014

Posted by Malena Ferrini in Semiótica Viril.
Tags:
add a comment

Chateando en Watsapp un domingo a la mañana:

Ella: Hola ¿Qué estás haciendo?

Él: Ejercicios.

Ella: U qué buena onda! pesas? abdominales?

Él: Ejercicios de álgebra.

Él cree que ha quedado como un total perdedor. Yo pienso que es simplemente adorable.

strip tease (escrito sin respirar) julio 6, 2012

Posted by Malena Ferrini in Cómo perder a un hombre, Secretos de conquista, Semiótica Viril.
Tags:
add a comment

Encantador y aventuroso el nuevo amante de Malena se recuesta desnudo en la cama de su loft y le pide que le haga un strip tease. Suena  la alarma del celular en la cartera de ella, recordandole que en media hora tiene que estar en una reunion de trabajo. La apaga rapidamente, ese hombre le gusta demasiadp. Entonces ella elige personal jesus en el telefono y empieza a bailar. Pega algunos saltos porque tiene dificultades para sacarse la bota. se trepa en la cama usandola a modo de escenario y empieza a bailar casi pisando a su amante.  Mientras, trata de sacarse el pulover, pero se enreda todo y se saca todas las capas de ropa de una sola vez, quedando con las lolas al aire. Vuelve a sonar la alarma, han pasado diez minutos.  Pero sigue el show y el amante la mira entusiasmado. Se saca el cinturón mientras mueve la pelvis. Se le traba en una presilla del pantalón. Pega el tirón, trastabilla, se cae de la cama-escenario, y le golpea el campanario con un coletazo  de la hebilla del cinto. El tipo morado se retuerce de dolor en el piso mientras a ella le suena otra vez el snooze de la alarma.

-Tengo que irme es tardísimo.

Se le ha hecho tarde para ir a trabajar. Se pone la ropa apuradamente, le da un beso en la frente al amante y corre a la puerta de la habitación que está trabada con la ropa de él. Al abrirla, no sólo le revuelca en el piso  la remera, sino que se queda con el picaporte en la mano.

-Huy se rompió. Te dejo abierta la puerta así no te quedás atrapado.

Y se aleja por el pasillo mientras la alarma vuelve a sonar y ella le grita.

-Llamame,  dale?

Y el amante queda todo desnudo en el pasillo del edificio… agarrando a patadas el picaporte para arreglarlo.

Parece que a alguien no la van a llamar…

Untermensch* junio 28, 2012

Posted by Malena Ferrini in Dietas y actividad física.
Tags:
1 comment so far

Lo peor de la secundaria fue sin dudas gimnasia.

No importaba el frío que hiciera, lo primero que había que hacer era sacarse la campera. Después la profe nos tomaba lista (obvio, ella se dejaba el gamulán) y nos mandaba a correr o saltar la soga. Ojalá entrábamos en calor.

Formábamos una filita una al lado de la otra. Enfrente estaban las mejores, decidiendo con quién valía la pena jugar, se elegían entre ellas al principio. Les tocábamos en suerte al final.

No importa cuál fuera la actividad, no podíamos usar anteojos. Había que jugar bien o soportar las puteadas la ira del equipo. Y había que hacerlo frente a la horda de espectadores que asistieran al escandaloso show de la reina del curso y su calza hundida hasta el fondo en la raya del poto.

Siempre al final del trimestre venían las dichosas pruebas. Saltar y alcanzar, caminar en cuatro patas y otras más crueles. La nota se medía en centímetros, cantidad de repeticiones, pelotas encestadas o vueltas a la cancha. Como las notas se calculaban en base al promedio del grupo, le pedíamos a la gimnasta del curso que por favor no haga tantas repeticiones, pero la minita esta hacía 2000 abdominales por día, y en LA materia que se podía lucir, se lucía.

Entonces al día siguiente siempre había un desgarro vendado, olor a mentisán o un incisivo dolor en la ciática.

Era triste y frustrante. No sé si pensar que era injusto.

Me pregunto si alguien se habrá sentido así cursando cualquier otra materia del secundario.

Me pregunto, qué trataba de enseñarnos esa profesora.

*Término nazi para referirse a las “personas inferiores”. Fuente.

Principio de realidad junio 11, 2012

Posted by Malena Ferrini in Éxito profesional, Carrera y finanzas.
Tags: ,
2 comments

Tal vez hoy envejecí un poco. Agregué a mis principios unos fines. A mis ideas unos planes. A mis convicciones unas acciones.

Dicen que crecer es doloroso, y yo me imaginé que esas eran huevadas de adolescentes. Resulta que no… Me acuerdo de haber escuchado a mi papá hablando de los ideales de juventud, y de cómo uno cree a cierta edad que ha venido a este mundo para cambiarlo.

Yo he pensado que con ganas de trabajar se puede. Pero ¿se puede?

Es algo loco y abstracto hacer un duelo por eso, llorar por la pérdida de las utopías, querer volver a la ilusión omnipotente de que el mundo es un lugar donde mis principios significan algo y mis acciones se relacionan con mis fines.

Quizás subsistir implique dar un rodeo, pero no quisiera olvidar que allá, en ese lugar que quizás no visite en esta vida, estarán los fines de los principios a los que hoy decido aferrarme.

Sabelo, mundo. Algo te voy a cambiar. Aunque sea lo único que haga.

Alguna vez en la vida volveré por esa senda, haciendo el mismo camino entre tu rancho y la acequia. (Atahualpa Yupanqui) octubre 8, 2011

Posted by Malena Ferrini in Animales de compañía, Cómo perder a un hombre, Ocio y viajes.
Tags: ,
add a comment

Me llevó a la finca que él y los parientes tienen en Vistalba. Los más estirados la administran, los menos chetos la laburan. Ya vas a conocer al Coquito, me dijo bajándose de la camioneta para abrir la tranquera.

Nos vinieron a recibir los dos tíos, rojos y transpirados. Uno gordito con barba de una semana, y sombrero. El otro flaco y alto, con la camisa atada a la cintura. Andá bajando que están los tíos. Bueeeeeenas, mucho gusto, soy Malena.

Qué tal buen día, nena.

Mientras el galancete venía de cerrar la tranquera, los tíos me dieron besos babosos y salados mientras hablaban de algo que no escuchaba atrás de los vahos que el sol exaltaba. ¿Ahora está de onda hacerse el agricultor, pibe? ¿Desde cuándo traés las chichis acá? Un aire puro de campo que se cortaba con guadaña. Él les contestó algo que yo ya no escuchaba por irme atrás de una mariposa. O querer convertirme en una.

Voy a mojarme los pies en la hijuela*. Pero no me escucharon, estaban ocupados peleando. Caminé lento hasta el fondo imaginándome un tomero* sexy al final de la huella.

Sin embargo, encontré un perro enorme gruñendo y mostrando todos los dientes.

Aterrada corrí para el lado de la tranquera, y el animal atrás, enganchados los dientes en mi camperita.

No le tengás miedo, nena, te corre porque huele que estas asustada.

La reconchadelalora.

¡Coquito! ¡No! Decía el pelele chongo mientras me veía gritar y correr sin hacer nada al respecto. Mientras tanto, yo me estrolaba contra los alambres de púa de la finca y gritaba ensangrentada como chancho que lo están carneando.

Andá, ayudá a la pobre chica. Dijo el gordito secándose la transpiración.

Me subieron a la camioneta. Volvimos en silencio a la ciudad. Terminé en la guardia el resto del domingo.

Cinco puntos me dieron.

Y al perro una biaba inolvidable.

 

*Hijuela: Canal pequeño que conduce el agua desde una acequia a la zona de regadío. Fuente.

*Tomero: Se le llama tomero a la persona que abre la toma de agua que reciben los viñedos, que sin riego nunca existirían en una tierra de tremenda aridez. Él se encarga de regular el agua para que cada usuario reciba su cuota. En general, el oficio de tomero se hereda de generación en generación. Fuente.

“Nosotros” no significa “vos y yo” diciembre 24, 2010

Posted by Malena Ferrini in Asuntos de pareja, Semiótica Viril.
Tags:
4 comments

Este era un post de mi blog viejo. Dejé el título que tenía en ese momento, pero hoy (después de dos años), me produce otras cosas releerlo. Lo rescato, lo resignifico, y comparto mis nuevos aprendizajes…*

Habíamos pasado dos meses sin vernos. El 24, vino a casa el muchacho para compartir la tarde de Nochebuena.

-Vamos a la fiesta Tutto Matto esta noche.
-¡Genial! Seguro que va a estar súper divertido. ¿A qué hora me pasás a buscar?
-Es que en realidad había pensado una salida entre nosotros nada más.
¿Nosotros?
-Y… el gordo, David, Nahuel, Diego, Guille y yo.
-¿Acabás de volver de dos meses sin verme y no vas a pasar Noche Buena conmigo?
-Bueeeno es que el gordo me banca la entrada… además va a estar genial, cómo le voy a decir que no.
-Igual, ¿no vas a pasar Navidad conmigo?
-Pero no es eso… podemos ir mañana a la misa.
-Dale. Es a las 11 de la mañana.

Así fue. Terminé yendo sola. El muchacho apareció 8 horas tarde con la barba más desagradable, un impactante olor a chivo, y el peor aliento a alcohol que olí en toda mi existencia.

Me encontró llorando, pero me trajo un paquete de Rocklets, me hizo reír un poco y lo perdoné.

________________________

*Otras cosas más que aprendí de esta traumática experiencia:

  • Levantarse a las 11 am para ir a misa después de semejante fiesta es un plan poco tentador para el novio promedio (a no ser que haya ido a la misa de Gallo, sea abstemio y quiera volver a la iglesia en la mañana nuevamente, en cuyo caso se corre el riesgo de que se le meta a cura al corto plazo).
  • Que la navidad sea tiempo de reconciliación no significa que haya que perdonarlo todo. Ni siquiera habiendo Rocklets de por medio.
  • Si después de dos meses sin verla, a él le atrae más un plan con los vagos, que una Buena Noche con usted, sospeche.
  • Una no tiene que jugar a ser Penélope, eso es una farsa pelotuda. Esperar es una pelotudez. No se dedique a esperar, dedíquese a vivir.

Les dejo fuertes abrazos. Feliz Navidad para todos.

 

 

Todo es cuestión de perspectiva diciembre 3, 2010

Posted by Malena Ferrini in Asuntos de pareja, Autoayuda, Cómo perder a un hombre.
Tags: , ,
2 comments

Vi a mi ex ayer en la calle. Se ha dejado una barba prolija, ha convertido sus grasas en músculos y sonríe con encanto en la camisa que le regalé hace un par de años.

Ahora es como un adulto. Visto desde lejos, con sus carpetas y sus rollos de planos en las manos, su voz clara y esos ojos chispeantes que supieron mirarme con furia y amor. Ya no está triste, ya no quiere buscarme y se para en sus dos piernas con la frente en alto, sacando pecho orgulloso. Tengo ganas de llorar y me sale la impecable sonrisa guasona. Me escondo en un rincón oscuro, por suerte él no me ha visto y pasa de largo.

Ya va a ser un año entero de lidiar con espejertos diversos y aprender a aliviar mi mal de su desamor con soledades irremediables. Nadie como él para recordarme quién iba a ser cuando llegara un día como hoy. Nadie como él para hacerme sentir que el fracaso se llama Malena y mi dolor no es otra cosa que yo misma haciéndome las mismas lastimaduras una y otra vez, pero con distintos cortopunzantes.

I’m with everyone and yet not

Hoy sólo me salvan Minerva y Gwen, cagándose de risa en la cara misma del desamor.